06 julio 2006

Dos manos

Dedicado a todos los que leen este blog


Bajo un manto de estrellas
en la tierra de un pinar
pensando en las cosas bellas
contigo empecé a soñar.

Todo fue al mirar la Luna
eterna, bruñida, de nácar
y verla en el lago rielar
serena, embrujada, de plata.
Dos manos que se rozaron
y un fulgor en las miradas.
Dos miradas que detuvieron:
la Tierra cuando giraba,
el tiempo que transcurría,
y la brisa de madrugada.
Dos miradas que la Luna
convirtió en un cuento de hadas,
y así, las manos que rozaron
ahora están entrelazadas.

Las miradas siguen fijas,
ingenuas, puras, francas
y en la cara sonrisillas
alegres, cariñosas, turbadas.
El aroma de los romeros
desciende por las montañas,
y al bosque que espera en silencio,
no le hacen falta palabras.
Los ojillos que se miran
parece como que hablaran,
porque encima de un lago oscuro,
bajo una noche estrellada,
ha consagrado la Luna
dos almas enamoradas.

Espero que os guste este poemilla, para descansar un poco de los posts de cine y de “El cazador de estrellas”, aunque pronto volveré a la carga, no os libraréis de ellos tan fácilmente.

3 comentarios:

Xydehia dijo...

Lo has escrito tú!?
Te aseguro que no soy mucho de poemas, prefiero la narrativa, pero..es una preciosidad!
Destila ternura :D

Me encanta :)

Besitos

Thork3M dijo...

Sí, lo escribí yo, era otro de mis poemillas que tenía por ahí guardados y sin terminar, y ayer lo acabé. Iré poniendo más, porque tengo muchos por ahí medio olvidados.
Hasta luego!!

Cary dijo...

Vaya, está preciosísimo!!! Es tan suave y dulce =P
Es un honor que también lo hayas dedicado a mi jajaja
Gracias, eh??
No dejes de subir poemas, están realmente lindos... pero tampoco olvides al cazador de estrellas ^^
Saludos!! Nos vemos =)